Nuestro método de práctica

Me he mudado a la ciudad de Barcelona y ante el cambio de locación aunado a cambios en los métodos de enseñanza y programas de entrenamiento he decidido, para este nuevo emprendimiento,  cambiar el nombre de mi escuela a Wuyidao o "camino de la destreza guerrera". Pueden acceder a toda la información desde los links que figuran debajo






El verdadero kungfu tradicional posee un curriculum de entrenamiento sumamente completo y variado pero simple y científico a la vez. La gente que habla negativamente del kungfu como un arte sin sentido del combate, en el que sólo se aprenden formas sin fin, no tuvo la suerte de encontar verdaderos practicantes del arte. Las artes marciales de china se vienen desarrollando junto a la cultura de aquel país hace ya unos cuántos miles de años. Existen muchos estilos de kungfu, algunos similares entre sí, otros muy distintos a primera vista, pero todos comparten una premisa básica: La efectividad en el combate. También comparten principios fundamentales en su teoría de entrenamiento y cierto "mapa de ruta" que hace que el practicante maduro logre naturalidad y efectividad en la aplicación del arte. Quién sigue el método de entrenamiento del kungfu peleará con kungfu. Quién no haya tenido la oportunidad de seguir ese tipo de entrenamiento y sólo aprendió formas o pelea en torneos donde las reglas restringen al participante, lamentablemente no podrá usar kungfu para resolver una situación combativa
Para simplificar esta explicación de los métodos de entrenamiento en kungfu podemos dividir la evolución de un practicante en tres etapas:
.
Primera etapa: Formativa
En esta etapa el practicante centra su entrenamiento en cuatro áreas principales
1- Estructura y mecánica corporal
2- Capacidades físicas
3- Técnicas fundamentales del estilo que quiera aprender
4- Nociones básicas de aplicación
Sin una comprensión y manejo mínimos de la estructura y la mecánica corporal, más un desarrollo de las capacidades físicas como fuerza, elongación y resistencia cardiovascular no se puede pensar en aprender las refinadas técnicas del kungfu, y mucho menos aplicarlas al combate.
En esta etapa no deberían aprenderse formas que sólo nos estorbarían e impedirían nuestro futuro progreso. En lugar de ello se deben aprender y practicar los movimientos fundamentales del estilo elegido hasta que se conviertan en parte de nuestra naturaleza. También se debe ser muy conciente de que las técnicas específicas estén sostenidas por una estructura y mecánica correctas en vez de ser meras imitaciones externas del modelo original.
Luego de aprender las técnicas del estilo se debe practicar las posibles aplicaciones de cada una en diferentes situaciones. Esto da una noción del combate a la vez que ayuda a corregir de manera más fina la ejecución de cada técnica.
.
Segunda etapa: Crecimiento
La primer etapa es similar a aprender el afabeto, ahora ya podemos comenzar a leer.... Nuestro cuerpo cambió totalmente desde que empezamos la práctica, ahora está listo para absorver una gran cantidad de técnicas y realizarlas de manera correcta. Es aquí donde comienza el aprendizaje de las formas. Estas van a desarrollar la capacidad de enlazar distintas técnicas en suceción. En esta etapa es donde las formas son importantes como mecanismo para desarrollar la noción de ataque contínuo manteniendo, al mismo tiempo, la idea desarrollada en la primer etapa de querer terminar el combate con un sólo golpe. Los ejercicios de aplicación ahora se extienden a pequeñas series de movimientos predeterminados al principio, para evolucionar con el tiempo al combate técnico.
.
Tercer etapa: Maduración
En la tercer etapa uno llega a la madurez y vuelve a la simplicidad. El entrenamiento se basa principalmente en seguir perfeccionando mecanismos corporales, hacer el cuerpo resistente a todo tipo de ataques mediante entrenamientos conocidos generalmente como camisa de hierro. Las formas pierden protagonismo y en su lugar se comienzan a practicar encadenamientos espontáneos.